General

¿QUÉ ES LA PREDIABETES?

La PREDIABETES es una alteración del metabolismo de los hidratos de carbono (azúcares), que no llega a ser tan intensa como para cumplir los criterios de diagnóstico de diabetes.

Se considera un estado previo a la diabetes, ya que las personas con prediabetes tienen riesgo aumentado de tener diabetes, y 1 de cada 4 desarrollará la enfermedad en el transcurso de 3 a 5 años.

Se caracteriza por glucemias elevadas, entre 110-124mg/dl en ayunas, o entre 140-200mg/dl a los 120 minutos de una prueba de tolerancia oral a la glucosa (PTOG), o una hemoglobina glicosilada (HbA1c) de 5.7 a 6.4%.

Las personas que tienen prediabetes suelen tener también sobrepeso u obesidad, alteraciones de los lípidos (grasas) de la sangre (dislipidemia), hipertensión arterial y aumento del ácido úrico.

Estas alteraciones pueden ser revertidas en gran medida adquiriendo un estilo de vida saludable, alimentándonos de manera adecuada y haciendo actividad física regular. Cuando logramos estos cambios el riesgo de que aparezca la diabetes se reduce hasta en un 58%.

Por eso es muy importante consultar al médico cuando hay sospecha de prediabetes, ya que conociendo el diagnóstico tendremos más oportunidades de revertirla y prevenir la diabetes!

LOS PACIENTES FUMADORES CON DIABETES 1 TIENEN PEORES NIVELES DE HBA1C Y MÁS COMPLICACIONES DE LA ENFERMEDAD

Entre los adultos con diabetes tipo 1, los fumadores activos tienen peores resultados relacionados con la diabetes en comparación con los ex fumadores, o aquellos que nunca fumaron según los resultados del estudio publicados en Journal of Diabetes and Its Complications.

“Este estudio encontró que los fumadores activos tendían a tener peores perfiles en comparación con los que nunca habían fumado en varios resultados clínicos, incluidos valores más altos de HbA1c, puntajes más altos de distress por diabetes, puntajes más bajos de autocuidado y autocontrol de glucosa en sangre menos frecuente”, dijo Carla J. Rash, PhD, profesor asociado de medicina en el Centro de Cardiología de Calhoun, la División de Prevención Cardiovascular del Comportamiento y el Departamento de Medicina de UConn Health, y sus colegas escribieron. “Por el contrario, en los ex fumadores, los resultados fueron similares a los que nunca fumaron, lo que sugiere que dejar de fumar puede mejorar algunos resultados clínicos”.

“Identificamos una serie de peores resultados relacionados con la diabetes entre los consumidores actuales de tabaco con indicadores de que estos resultados pueden tener asociaciones relacionadas con la dosis y con la intensidad del consumo de tabaco”, afirmaron los investigadores. “Alentadoramente, los ex fumadores de tabaco eran en gran medida similares a los que nunca lo habían hecho, lo que sugiere que dejar de fumar puede mejorar estos resultados relacionados con la diabetes. Se necesitan mensajes personalizados y esfuerzos de prevención e intervención específicos para reducir aún más el consumo de tabaco en esta población de alto riesgo”.

FUENTE:

Rash CJ, et al. J Diabetes Complications. 2022;doi:10.1016/j.jdiacomp.2022.108128.

LA DIABETES RECIÉN DIAGNOSTICADA EN PACIENTES CON COVID SUELE SER TEMPORAL SEGÚN UN ESTUDIO

La diabetes recién diagnosticada en muchos pacientes con COVID-19 puede ser temporal, según un nuevo estudio.

Los niveles de azúcar en la sangre volvieron a la normalidad en aproximadamente la mitad de los pacientes diabéticos recién diagnosticados después de salir del hospital, y solo el 8 % requirió insulina después de un año, según el informe publicado en “Journal of Diabetes and its Complications”.

Los autores afirman que el estrés inflamatorio causado por la COVID-19 puede ser uno de los principales contribuyentes a la diabetes de ‘nuevo inicio’ o recién diagnosticada.

“En lugar de provocar directamente la diabetes, el COVID-19 podría empujar a los pacientes con diabetes preexistente pero no diagnosticada a ver a un médico por primera vez, donde se puede diagnosticar clínicamente su trastorno del azúcar en la sangre”, añadió en un comunicado de prensa del hospital.

“Nuestro estudio mostró que estas personas tenían marcadores inflamatorios más altos y requerían ingreso en la UCI del hospital con más frecuencia que los pacientes con COVID-19 con diabetes preexistente”.

Para el estudio, el equipo de Cromer observó a 594 pacientes con COVID-19 que tenían signos de diabetes cuando fueron admitidos en el Hospital General de Massachusetts en el punto álgido de la pandemia en la primavera de 2020.

De ellos, 78 no tenían diagnóstico previo de diabetes. Muchos tenían niveles de azúcar en sangre menos graves, pero una COVID-19 más grave que aquellos con un diagnóstico previo de diabetes, encontró el estudio.

Sin embargo, el azúcar en la sangre volvió a la normalidad en aproximadamente la mitad de estos casos relacionados con COVID.

“Esto nos sugiere que la diabetes recién diagnosticada puede ser una condición transitoria relacionada con el estrés agudo de la infección por COVID-19”, dijo Cromer.

La resistencia aguda a la insulina parece ser el mecanismo clave subyacente a la diabetes recién diagnosticada en la mayoría de los pacientes con COVID-19, y si ocurre, por lo general no es permanente, explicó.

“Es posible que estos pacientes solo necesiten insulina u otros medicamentos durante un tiempo breve y, por lo tanto, es fundamental que los médicos los sigan de cerca para ver si sus condiciones mejoran y cuándo”, agregó Cromer.

Los pacientes con COVID-19 a los que se les acababa de diagnosticar diabetes eran más jóvenes, no blancos y sin seguro o con Medicaid que aquellos con diabetes previamente diagnosticada, encontró el estudio.

Los investigadores dijeron que el hallazgo sugiere que muchos de los nuevos casos eran diabetes preexistente pero no diagnosticada en personas con acceso limitado a los servicios de atención médica.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. publicaron recientemente hallazgos similares.

Obtenga más información sobre la diabetes y el COVID-19 en la Asociación Estadounidense de Diabetes.

FUENTE: Hospital General de Massachusetts, comunicado de prensa, 24 de febrero de 2022

DIA MUNDIAL DE LA DIABETES

Actualmente se calcula que unas 455 millones de personas de todo el mundo tienen diabetes. Si estas tendencias continúan, para 2040, alrededor de 642 millones de personas, o un adulto de cada 10, tendrán diabetes. Además la Federación Internacional de la Diabetes estima que más de 300 millones de personas en el mundo están en riesgo de contraer diabetes tipo 2.

Como respuesta al alarmante aumento de los casos de diabetes en el mundo, la Federación Internacional de Diabetes (FID) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) en 1991, instauraron el “Día Mundial de la Diabetes”.

Se conmemora en homenaje a Frederik Grant Banting, quien nació el 14 de noviembre de 1891. Junto con Charles Best, concibió la idea que los conduciría al descubrimiento de la insulina, en octubre de 1921.  Gracias a este hallazgo la diabetes pasó de ser una enfermedad grave, a ser una enfermedad controlable.

El logotipo del Día Mundial de la Diabetes es un círculo azul. El círculo simboliza la vida y la salud. El color azul representa el cielo que une a todas las naciones, y es el color de la bandera de Naciones Unidas.

El círculo azul encarna la unidad de la comunidad internacional en respuesta a la pandemia de la diabetes.

DMD 2021: SI NO ES AHORA ¿CUANDO?

El tema propuesto por la IDF para este año es ‘ Acceso a la atención de la diabetes: Si no es ahora, ¿Cuándo?: La diabetes es una de las principales causas de ceguera, amputación, enfermedad del corazón, insuficiencia renal y muerte prematura. Intervenciones apropiadas aplicadas tempranamente pueden reducir el riesgo.

EL CONTROL GLUCÉMICO Y LA DURACIÓN DE LA ENFERMEDAD PREDICEN EL RIESGO DE FRACTURA EN LA DIABETES TIPO 1

descargaDe acuerdo con los resultados de un estudios publicado en la revista Bone, la duración prolongada de la enfermedad y una HbA1c mayor a 7.9% son factores de riesgo independientes para fracturas en adultos con Diabetes tipo 1.

“Si bien los factores de riesgo para fracturas en pacientes con diabetes tipo 2 han sido bien caracterizados, los factores de riesgo para fracturas en pacientes con diabetes tipo 1 aún no se han dilucidado completamente”, comenta Nicola Napoli,  de la división de endocrinología y diabetes en el Campus universitario Bio-Medico di Roma en Roma. “La hipoinsulinemia, los bajos niveles de factor de crecimiento I similar a la insulina y la vitamina D, el control metabólico deficiente, las complicaciones vasculares y los niveles de colesterol se han estudiado como posibles contribuyentes a la mala salud ósea en diabetes tipo 1, con resultados controvertidos.

Napoli y sus colegas analizaron datos de 600 adultos con diabetes tipo 1 que asistían a una de las tres clínicas ambulatorias en Roma con 5 años de datos de seguimiento y sin antecedentes de causas secundarias de osteoporosis o uso de medicamentos que afectan el metabolismo óseo. Se evaluó mediante cuestionario y registros médicos la existencia de fracturas.

Del total de pacientes,  111 participantes sufrieron al menos una fractura (18,5%), y 29 de esos pacientes reportaron al menos dos fracturas. La mediana de edad en la primera fractura fue de 37 años y la mediana de edad en la segunda fractura fue de 41 años. Los sitios de fractura más comunes reportados fueron en la mano (18.6%), pie (17.1%) y tibia / peroné (10.5%). El promedio de HbA1c a 5 años fue de 7.6%, según los investigadores.

Los investigadores descubrieron que la HbA1c y la duración de la enfermedad persistían como factores de riesgo independientes para fracturas múltiples después del ajuste.

Dra. Caeiro Gabriela (Médica de Servicio de Diabetes del Hospital Córdoba)

Fuente: Giulia Leanza, Ernesto Maddaloni, Dario Pitocco, Caterina Conte, Andrea Palermo, Anna Rita Maurizi, Angelo Lauria Pantano, Concetta Suraci, Maria Altomare, Rocky Strollo, Silvia Manfrini, Paolo Pozzilli, Ann V. Schwartz, Nicola Napoli, Risk factors for fragility fractures in type 1 diabetes, Bone, 2019

 

 

CIRUGIA BARIATRICA EN PACIENTES CON DIABETES TIPO 2 PRESENTAN MENOS RIESGO DE COMPLICACIONES POR DIABETES

bariatrica_585-×-350Adultos con diabetes tipo 2 a los cuales se les realizó cirugía bariatrica tuvieron menos riesgo de nueropatia, nefropatia y retinopatia de acuerdo a hallazgos recientemente publicados en Annals of Internal Medicine.

 

Investigadores estudiaron 4024 adultos entre 19 y 79 años de edad con diabetes tipo 2 que se sometieron a cirugía bariatrica en comparación a adultos sin cirugía. El IMC en aquellos pacientes operados fue 44.9kg/m2 vs 43.8kg/m2 no operados.

 

Se observó que aquellos  pacientes que se sometieron a cirugía bariátrica tuvieron significativamente menor riesgo de incidencia de enfermedad microvascular a los 5 años en comparación a aquellos pacientes que no fueron intervenidos.

 

Los hallazgos de esta revisión, sugieren que la cirugía bariatrica no sólo mejora la glucemia, tensión arterial y controla los lípidos, sino también reduce las complicaciones micro y macrovasculares, y mejora la sobrevida en pacientes con obesidad severa y diabetes tipo 2.

 

Los autores refieren que debe considerarse a la cirugía bariatrica de manera temprana y no debe ser el último recurso en el tratamiento ya que es segura y hay evidencia que soporta la remisión de la hiperglucemia y la prevención es definitivamente mejor que la cura.

Dra. Solis Silvana (Médica de Servicio de Diabetes del Hospital Córdoba)

Fuente: O’Brien R, Johnson E, Haneuse S, Coleman KJ, O’Connor PJ, Fisher DP, et al. Microvascular Outcomes in Patients With Diabetes After Bariatric Surgery Versus Usual Care: A Matched Cohort Study. Ann Intern Med. ;169:300–310. doi: 10.7326/M17-2383

LAS BEBIDAS AZUCARADAS SE RELACIONAN CON SOBREPESO Y OBESIDAD EN NIÑOS Y ADULTOS

bebidas-azucaradasEn las últimas décadas, la prevalencia de sobrepeso y la obesidad en Europa y en todo el mundo ha ido en aumento, también en los niños pequeños.

Numerosos países en todo el mundo tienen niveles altos de consumo de bebidas azucaradas y en aquellos con bajo consumo se están observando aumentos bruscos.

Un conjunto de 30 nuevos estudios científicos de 2013 a 2015 no financiados x las grandes empresas concluyen que el consumo de bebidas azucaradas está asociado con el sobrepeso y la obesidad, tanto en adultos como en niños.

Esta información fue publicada en el mes de diciembre 2017 en la sección de Obesity Facts perteneciente a la revista de la Asociación Europea para el Estudio de la Obesidad (EASO, por sus siglas en inglés), contando con autores de todos los países de Europa. Estos científicos afirman, basados en 30 estudios, que la relación entre las bebidas azucaradas y la obesidad y el sobrepeso en niños y adultos ha crecido en los últimos tres años.

De estos 30 estudios incluidos, 20 fueron realizados en niños y 10 en adultos e indicaron en un 93% una asociación positiva entre el consumo de bebidas azucaradas y sobrepeso y obesidad. Se estudiaron un total de 244.651 adultos y niños de todos los lugares del mundo, puntualmente el 33% de Europa, el 23% de Estados Unidos, el 17% de América Central y Sudamérica, el 10% de Australia, el 7% de Sudáfrica y el 10% restante de Irán, Tailandia y Japón.

Por lo tanto, estos estudios confirman que consumir bebidas azucaradas representa un riesgo mundial evidente en el aumento de peso corporal y/o la obesidad en niños y adultos, lo que debe poner de manera urgente sobre aviso a las autoridades de salud pública para tomar medidas en reducir el consumo de estas bebidas.

Los autores señalaron el éxito que tuvo la intervención en México, donde se tomó como medida aumentar los precios de bebidas con contenido azucarado, con resultado en disminución del 12% del consumo de estas bebidas, de forma más marcada en las partes más pobres de la población.

Varios países han establecido e implementado medidas de disminución del consumo de bebidas azucaradas centradas en limitar su disponibilidad, aumentar el precio de mercado, elevar la conciencia pública con programas educativos a través de los medios de comunicación o en la escuela y mejorar el etiquetado.

Un informe de Euromonitor Internacional indica que, hasta la fecha, 19 países que han agregados impuestos por alimentos y bebidas azucaradas, persiguiendo el objetivo de reducir el consumo de azúcar en un 20% en coincidencia con las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que desde 2015 propone una ingesta reducida de azúcares libres a lo largo de toda la vida, tanto en adultos como en niños, con  reducción de la ingesta de azúcares libres a menos del 10%-20% de la ingesta total de energía diaria.

Afirman así otorgando nueva evidencia que el consumo de bebidas azucaradas está íntimamente relacionado a la obesidad.

Además, concluyen que deben promoverse políticas de salud pública para disminuir el consumo de bebidas con contenido azucarado y alentar alternativas saludables como el agua. Sin embargo, hasta la fecha, las acciones para reducir el consumo de estas bebidas en muchos países son limitadas o inexistentes. Plantean que pagar impuestos por consumir este tipo de bebidas puede ser una posible solución a este creciente problema.

Los autores sostienen que se necesitan estrategias nuevas e innovadoras para reducir el consumo de bebidas azucaradas.

Dra. Cuniberti Valentina (Residente Servicio de Diabetes Hospital Córdoba)

ARGENTINA DENTRO DE LOS PAÍSES DE AMÉRICA LATINA CON TASA DE OBESIDAD MÁS ALTA

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la tasa de obesidad en la Argentina es la más alta de América Latina ya que comprende al 27 por ciento de la población. Actualmente  junto a Canadá y a Estados Unidos, la Argentina está entre los países con mayor tasa de sobrepeso. El sobrepeso y la obesidad se asocian a posibles complicaciones de salud como; diabetes, hipertensión, colesterol elevado, insuficiencia cardíaca, infartos, accidente cerebrovascular, problemas óseos, articulares, apnea de sueño, fatiga, problemas hepáticos y renales.

La prevalencia de obesidad en hombres adultos y mujeres se duplicó. En los últimos 40 años se dio un cambio tanto en la alimentación como en hábitos. Hoy en día se come mal y la gente se mueve menos. De hecho, el sobrepeso y la obesidad infantil es otro problema en la Argentina. Este afecta al 7 por ciento de los niños menores de cinco años en América Latina y el Caribe, cifra superior al promedio mundial. Un niño con sobrepeso tiene más probabilidad, en la adultez, de desarrollar enfermedades cardiovasculares, diabetes y varios tipos de cáncer.

La cirugía bariátrica comenzó a realizarse hace varios años y si bien antiguamente se realizaba en obesidad mórbida como último recurso, hoy quienes recurren a ella tienen grados de obesidad mucho menor. El 64 por ciento de quienes se operan son mujeres y un 36 por ciento varones, la edad promedio de quienes consultan ronda los 43 años. Los beneficios asociados a la cirugía no sólo se ven en la pérdida de peso, sino que también la diabetes se reduce en un 90 por ciento, la hipertensión arterial en un 70 por ciento y el colesterol elevado casi un 80 por ciento. Asimismo, los valores de pérdida de peso que se logran están en el rango del 60 por ciento a lo largo del tiempo. Decidir entre una cirugía bariátrica o seguir haciendo dieta no es solo una elección. Quienes padecen enfermedades asociadas a la obesidad deben consultar sobre su problema. Esperar a veces no es la solución, según los especialistas, ya que las patologías que afectan a la persona pueden ser más graves que la obesidad en sí misma.

FUENTE: https://www.lacapital.com.ar/informacion-gral/argentina-tiene-la-tasa-obesidad-mas-alta-latinoamerica-27-ciento-n1536548.html

MUCHAS PERSONAS CON DIABETES TIPO 2 PASAN POR ALTO LA SALUD DEL CORAZÓN

ECVTomar medidas para prevenir la enfermedad cardiaca es esencial para las personas con diabetes tipo 2. Pero la mayoría de diabéticos adultos no cumplen con las directrices recomendadas, afirman las autoridades de la salud. En un nuevo informe, los investigadores confirman que “la reducción del riesgo cardiovascular es sumamente importante para la atención de los pacientes con diabetes, con o sin factores de riesgo de enfermedad cardiaca conocidos”. Los medicamentos como las estatinas para reducir el colesterol, la aspirina, y fármacos para reducir el azúcar en la sangre, junto con los métodos del estilo de vida, se deben tomar en cuenta para todos los pacientes con diabetes tipo 2, según el informe publicado el 7 de agosto en la revista Journal of the American College of Cardiology. Los métodos de estilo de vida sugeridos incluyen el ejercicio, una buena nutrición y el control del peso. La diabetes es un importante factor de riesgo de la enfermedad cardiaca, que es la causa más común de muertes en los pacientes de diabetes. En el mundo 1 de cada 11 personas adultas tiene diabetes y se espera que para el año 2040 1 de cada 10 padecerá de esta enfermedad. Esto significa que los pacientes diabéticos conformarán un segmento creciente de los pacientes de enfermedad cardiaca. Un mayor cumplimiento de las directrices recomendadas podría reducir de forma significativa el riesgo de enfermedad cardiaca en esos pacientes, señalaron los autores del estudio en un comunicado de prensa de la revista.

FUENTE: Journal of the American College of Cardiology, news release, Aug. 7, 2017

Dr. Adrian Albanesi

Médico residente del Servicio de Diabetes del Hospital Córdoba

TRABAJAR DE NOCHE PUEDE ASOCIARSE A MAYOR RIESGO DE OBESIDAD ABDOMINAL

Riesgos-para-la-salud-de-trabajar-de-noche-300x200 Según los datos de investigadores de la Universidad de Hong Kong, las personas que trabajan durante turnos de noche pueden tener 35 % más de riesgo de obesidad abdominal. Además el riesgo de sobrepeso u obesidad también estuvo relacionado con el trabajo nocturno y fue más notable entre las personas que realizaron trabajos permanentes durante la noche comparado con los que trabajaron durante el turno nocturno rotativo.

Este tipo de obesidad está asociado con un aumento de la resistencia a la insulina y elevación de colesterol que se asocia a un mayor riesgo de enfermedades cardiovasculares.

Se realizó un estudio en enfermeras que trabajaban durante el turno de noche, trabajadores de fábricas y conductores de autobuses. Los trabajadores nocturnos en fábricas tuvieron 30 % más de riesgo de sobrepeso y obesidad. En cuanto a las enfermeras que trabajaron turnos de noche, el riesgo fue mayor alcanzando tres veces más probabilidad de desarrollar obesidad. Sin embargo, no se encontró diferencia entre hombres y mujeres que trabajan durante el turno de noche.

Los posibles mecanismos de esta relación es la interrupción de la secreción de melatonina que se produce por la exposición a la luz artificial durante la noche. La melatonina es una hormona natural que segrega el cuerpo durante la noche y más especialmente cuando se está a oscuras. Su función es regular la secreción de otras hormonas (como la insulina y leptina) ayudando a regular el aumento de peso.

 Sin embargo, se necesitan más estudios para evaluar la relación entre el trabajo nocturno y el riesgo de obesidad.

AllEscort